CONSTRUCCIÓN DEL MARCO DE REFERENCIA



Cuando ya se ha delimitado y definido el objeto de evaluación, se comienza a construir el marco de referencia que será el que guiará y orientará todo el proceso.
El marco de referencia de un estudio de evaluación es el que guía y orienta el proceso, puesto que a partir de su construcción se derivan los objetivos, permite la definición de los aspectos del objeto a ser valorados, así como el método y la estrategia que se deberá seguir para obtener la información que se requiere sobre dicho objeto.

Puesto que el marco de referencia es en el que se apoya y fundamenta un estudio de evaluación y a partir del cual se realiza una contrastación entre lo real y lo deseable, dentro de éste se pueden considerar: el marco histórico, jurídico, político y el marco de comparación.

El marco histórico (en ocasiones denominado antecedentes), se refiere al desarrollo histórico que ha tenido el objeto evaluado, o bien los antecedentes que se tienen respecto a la evaluación del mismo.

Este marco tiene como propósito, realizar una descripción de algunas experiencias que existan en torno al objeto evaluado, de tal forma que sirvan de apoyo a la evaluación que se desea emprender.

El marco jurídico corresponde a la serie de disposiciones legales que existen en materia educativa, tales como Leyes, Reglamentos y Acuerdos, entre otros.

En este sentido, el marco jurídico es el que fundamenta las acciones de evaluación emprendidas, ya sea a nivel general (sector público) o particular (sector educativo, por ejemplo).

El marco político se refiere a la especificación de la(s) política (s) que, de alguna manera, guía o rige las actividades evaluativas orientadas a mejorar o transformar cada uno de los componentes que integran el objeto de evaluación.

De esta forma, puesto que las políticas no son estáticas, es necesario incluir únicamente la política que prevalece y orienta las actividades durante el periodo en que se desarrolle el estudio de evaluación.

Finalmente, el marco de comparación, se construye a partir del DEBER SER del objeto evaluado, de un CRITERIO, o de una NORMA, como se ha mencionado con anterioridad.

Cabe mencionar, que para los fines de la evaluación se habla de la construcción de un marco de comparación que permita la contrastación entre lo deseable y la realidad del objeto a evaluar, ya que a partir de ello se sustenta la emisión de los juicios de valor, que es precisamente lo que distingue a la evaluación de otro tipo de investigaciones. De esta forma, el marco de comparación en la evaluación sustituiría, de alguna manera, al marco teórico que se utiliza en la investigación, ya que éstos no tienen las mismas funciones.

Por lo anterior se puede afirmar que la construcción del marco de comparación en la evaluación (ya sea a partir del deber ser, de un criterio o de una norma), es insustituible puesto que de ello dependerá la emisión de los juicios sobre el objeto evaluado, así como la planeación de acciones que tiendan a mejorar o transformar dicho objeto.

*INFORMACIÓN TOMADA DE: MANUAL DE EVALUACIÓN, 1993 ANGEL MESTAS Y OTROS.

0 comentarios: