DELIMITACION DEL OBJETO DE EVALUACIÓN



Lo primero que debe hacerse al iniciar la planeación de una evaluación es la delimitación de aquello que se desea valorar.
Para delimitar el objeto de evaluación, se requiere antes que nada, definir lo que se desea evaluar de la totalidad de los elementos que conforman el hecho educativo. Cabe mencionar que la elección y delimitación del objeto de evaluación dependerá del interés del propio evaluador, de intereses institucionales o bien de otro tipo de instancias, es decir, a partir del nivel en que la evaluación se circunscriba.

De esta forma, una vez que se ha definido con claridad lo que se va a evaluar, se procede a especificar los aspectos de dicho objeto que se pretende valorar.

Para ello se debe tener conocimiento previo sobre el objeto a evaluar, puesto que en la medida en que se le conozca y comprenda se podrá planear mejor la evaluación.

Por otra parte, si se va a desarrollar una evaluación Interinstitucional, para delimitar el objeto a evaluar, debe existir interacción entre las instituciones involucradas y los evaluadores para que de manera conjunta, se vayan definiendo y planeando los términos en que se realizará el estudio de evaluación.

*INFORMACIÓN TOMADA DE: MANUAL DE EVALUACIÓN, 1993 ANGEL MESTAS Y OTROS.

0 comentarios: